EN TORNO A LA COHERENCIA Y LA INCOHERENCIA

Por: Oscar M. García Rodríguez

ilustración coherencia

Según Emerson “la coherencia tonta es el ca­ballo de batalla de los mediocres”. Y Ganhdi decía también: “No me interesa en absoluto parecer co­herente. En mi camino en busca de la ver­dad, abandoné muchas ideas y aprendí muchas cosas nuevas. Soy viejo de cuer­po, pero no tengo la conciencia de haber parado de crecer interiormente, o que mi crecimiento cesará con la disolución de mi carne. Lo que me interesa es mi actitud de disposición a obedecer el llamado de la verdad, mi Dios, momento tras momento”.

Ser contradictorio es un privilegio y una bendición. Sólo aquellos que están anquilosados, esclerosados, petrificados, inmovilizados, se muestran incapaces de parecer contradictorios.

Aún así la coherencia es una virtud que proporciona la mayor fortaleza que un ser humano pueda concebir y manifestar, pero no aquella coherencia que busca la confirmación de la imagen que los demás tienen de nosotros, sino la coherencia interior, la coherencia de uno mismo con uno mismo “momento tras momento”.

Anuncios

~ por idafe en enero 7, 2014.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: