DOSSIER: ARQUITECTURA SOSTENIBLE CON MATERIALES NATURALES

ARQUITECTURA PARA VIVIR EN ARMONÍA CON LA NATURALEZA

1. SUPERADOBE

2. CASAS DE BARRO

3. CASAS DE BALAS DE PAJA

4. CASAS ZOMES

 casa_de_paja

Introducción

Los partidarios de la vivienda ecológica son cada vez más numerosos en el mundo. Dentro de las tendencias presentes, la llamada “construcción natural o bioconstrucción” presenta grandes ventajas y posibilidades para abordar el grave problema de la vivienda de la humanidad. Diferentes técnicas y métodos de construcción investigados, – algunos mejorados y renovados por constructores y arquitectos visionarios – se agrupan bajo esta denominación por involucrar materiales y técnicas ecológicas, sensibles a la cultura, técnicas que confían en los recursos y habilidades locales, y que están al alcance económico de los que no pueden afrontar una vivienda moderna y costosa. La Construcción Natural ha surgido como respuesta a los altos costos de las viviendas y a la creciente preocupación por la situación de crisis ambiental. Los materiales naturales pueden proveer una alternativa a las sustancias tóxicas que han llevado a tantas enfermedades ambientales y tanta polución.

Los diseños sostenibles como planteamiento básico en la búsqueda de soluciones a las necesidades de vivienda en los países desfavorecidos significa: uso apropiado de la tierra con reducción de las actividades destructivas; uso eficiente de los recursos; creación de edificios que sean económicos para construir y mantener; mantenimiento de la salud humana a través de la adecuada elección de materiales y métodos; fortalecimiento de la economía local y sostenimiento de la comunidad; conservación de la biosfera; protección de los suelos agrícolas, los recursos culturales y los sitios de interés histórico; creación de buenos lugares para vivir.

En un diseño de casa ecológico, sostenible u holístico, se consideran todo los aspectos al mismo tiempo, se planifica desde el principio la totalidad para evitar errores costosos. Se basa en una filosofía del diseño flexible para adaptarse a las necesidades y condiciones locales, implica una sabia elección de materiales y se diseña para ahorrar energía, buscando erigir una buena construcción para que dure lo más posible.

En la hora de una crisis económica mundial se abre una oportunidad histórica para un cambio en el sistema económico a favor de una transición hacia formas de vida que aúnen sin contradicciones nuestras necesidades como especie, las de las otras formas de vida que pueblan el planeta y el medio ambiente en general, así como la idea de justicia social y solidaridad universal, para transmitir a las futuras generaciones un mundo en condiciones dignas de ser vivido. Esta generación tiene la oportunidad de enderezar el rumbo, si no lo hacemos el futuro nos lo demandará en las voces de nuestros hijos, nietos y los que les sucederán.

1. Superadobe: ¿Qué es el Superadobe?

La idea de crear muros a partir de sacos de arena lleva utilizándose desde hace unos cien años. En un principio fueron utilizadas como bunkers y para evitar inundaciones porque son fáciles de transportar, rápidos de colocar, baratos y efectivos. Por ello se han concebido como un tipo de construcción efímera.

La  construcción  de  edificios  permanentes  con  este  tipo  de  material  es  relativamente reciente. El encargado de popularizar este tipo de construcción como permanente fue el arquitecto iraní Nader Khalili. Además de retomar este tipo de construcción para hacer edificios creó nuevas técnicas y adoptó nuevas medidas para una mayor resistencia. Entre hilada e hilada puso alambre de espino para hacer la estructura más resistente y solidaria. En un primer momento comenzó llenando los sacos con arenas de desierto, pero después decidió llenarlas de adobe para que se crearán grandes bloques, creando así una mayor resistencia y estabilidad.

Después de este hallazgo Khalili empezó a publicar sus trabajos en periódicos y revistas y a dar conferencias. Mucha de la gente que fue a sus conferencias o a los cursos que impartía comenzó a desarrollar la construcción de sacos de arena por su cuenta. Fue Joe Kennedy el que sugirió que los sacos podían estar rellenos de diferentes materiales extraidos de la tierra.

Paulina Wojciechowska fue la primera en publicar un libro completo sobre la construcción con sacos de arena.

El superadobe (superblock, en inglés) es una técnica de construcción donde se utilizan sacos de polipropileno llenados con tierra del lugar. Relativamente simple y de fácil llenado, con costos bajísimos por no depender de recursos externos en los principales estadios de la construcción. Tiene la característica de mantener niveles de temperatura y humedad constantes, siendo la tierra un aislante natural. Las edificaciones de superadobe reducen significativamente los costos con refrigeración y calentamiento.

nader-khalili-2A finales de los años setenta del pasado siglo el arquitecto Nader Khalili, iraní de nacimiento pero norteamericano de adopción – donde vivió desde 1971 -, desarrolló el “superblock”, una técnica de construcción a base de sacos de tierra y alambre de espino, muy resistente a los incendios y a prueba de seísmos, que revolucionó el mundo de la construcción. Su fuente de inspiración fue el desierto de Irán, adonde huyó un día, harto de diseñar rascacielos en Los Ángeles y Teherán. Basándose en los métodos de las antiguas construcciones del desierto y de toda la cuenca mediterránea, creó esta técnica del “super adobe” que puede emplearse para construir cualquier tipo de vivienda. “Volver a la tierra me parecía obvio. No inventé nada, todas las civilizaciones mediterráneas se sirvieron de la tierra sobre la que vivían”, decía Khalili.

Si bien hasta el momento, el método ha sido utilizado sobre todo en campamentos de refugiados en zonas afectadas por movimientos sísmicos –en parte porque este tipo de casas son mucho más económicas y además se construyen en uno o dos días- también pueden proyectarse en cualquier tipo de hábitat. Esta técnica también se ha aplicado en la construcción de un poblado en el corazón de Asia Central y en las zonas afectadas por el tsunami de Indonesia.

No obstante, en Hesperia (a 70 km al Este de Los Ángeles), se encuentra la máxima expresión de su obra, una ciudad de arena donde muestra su técnica constructiva.

domo_de_super_adobe_domoterra-es_

Proceso de construcción

El proceso de construcción es el siguiente: se cava el suelo para extraer la tierra del lugar,  se humedece, se le mezcla un poco de cemento y se acumula en sacos tubulares cerrados para compactarlos formando filas de unos 20 cm de altura. El alambre de espino se coloca entre las filas de sacos y sirve para unir las distintas capas de bolsas  y así reforzar la estructura. Entonces, se levantan las paredes de la vivienda hasta la altura deseada, empleando casi siempre la forma redonda en los modelos menos sofisticados, hasta conseguir una especie de cúpulas o bóvedas autoportantes (domos), de distinto tamaño según la habitación.

superadobe6Una vez que la casa está levantada, se puede calentar el interior como si se tratara de un horno de cerámica, para consolidar la terracota que sostiene la estructura de las paredes. En su parte exterior se retira la capa de propileno para proceder a su enfoscado y encalado; así se da por terminada una vivienda económica y el sudor de tres obreros durante una semana. Al final tenemos casi siempre unas casas redondeadas, acabadas en cúpulas, amplias, de diferentes tamaños y formas.

El tamaño de las casas puede variar, desde la de una sola habitación en su expresión más simple donde las bolsas son colocadas a lo largo de un círculo de cerca de cuatro metros, disminuyendo gradualmente el diámetro de las hileras hacia el techo, dando como resultado una cúpula que se sostiene por sí misma, una forma tradicional de construcción usada en gran parte del Oriente Medio y el Mediterráneo, o mediante la combinación de estas, lograr casas de varias habitaciones.

Pueden tener más de una planta, además de contar con todos los servicios básicos, como luz y agua corriente. Una ventaja es que siempre logran una temperatura homogénea gracias a sus materiales aislantes .

Se usa la forma redondeada y los arcos como base, “todo se sostiene en arcos. La forma tradicional de una casa cuadrada con paredes verticales es ideal para que un día se derrumbe, en cambio con el arco nada puede caerse…” afirmó. En cualquier caso, el ’súper adobe’ puede emplearse para construir cualquier tipo de vivienda. ¡Como podemos ver, la construcción con superadobe no puede ser más simple!

contruyemdo con SuperAdobe

A pesar de que el superadobe es sencillo, seguro y barato, Khalili luchó durante años por difundir su técnica, con poco éxito. El problema radica en la renuencia de los burócratas a aceptar una idea que no esté basada en el acero y el cemento convencional. “Las únicas cosas que aceptan son imitaciones de Occidente”, dijo Khalili en una entrevista.

Este tipo de construcciones, basadas en una técnica muy antigua pero mejorada, fueron bautizadas “superadobe”, en alusión a las primeras casas de adobe construidas por los colonizadores españoles de California, que se alimentaban de energía propia y tenían una temperatura ideal gracias a una juiciosa distribución de los espacios y las ventanas.

Además, los responsables del programa lunar de la NASA llevan estudiando los prototipos con el arquitecto desde 1985, con la idea de construir las primeras bases sobre la Luna.

Otras autoridades, como el gobierno de California y la ONU, han prestado mucha atención a sus viviendas gracias a su capacidad de resistencia a los seísmos, su economía, rapidez de construcción y el uso de materiales que provienen de la tierra en cualquier lugar del mundo…

ACNUR ECODOMEGracias a su revolucionaria técnica, Khalili (1936-2008) fue hasta su muerte  asesor de la ONU para la arquitectura sostenible. Su método, que resiste terremotos, huracanes e incluso maremotos, ha sido avalado por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) que lo empleó en 1995 para establecer un campamento de personas desplazadas desde Irán a Irak, y que junto con representantes del Programa del Desarrollo [PNUD] de la ONU llevaron la idea de los pequeños domos a lugares también sísmicos como Irán, en 2002, y Pakistán, en 2005. Asimismo, las autoridades de California, uno de los lugares más sísmicos en el mundo, dieron la aprobación para construir casas de SUPERADOBE.

Khalili ha encontrado la base de su forma de entender la arquitectura en las enseñanzas del poeta y filósofo persa Rumi. “El poeta dijo: “La tierra se convierte en oro en manos de los sabios”, nosotros estamos demostrando que es posible que los humanos convirtamos en oro la tierra, los cuatro elementos esenciales de la naturaleza tierra, aire, fuego y agua bastan, esta es la filosofía de mi organización y de todo lo que hago”, afirma Khalili.

El interés de la NASA en su técnica es secundario para Khalili, “la principal aplicación de mi método es aquí en la Tierra, para los desplazados”, aunque en alguna ocasión ha bromeado diciendo que el proyecto marciano y lunar solucionaría el problema de la vivienda en el mundo. En enero de 2000, Khalili obtuvo la autorización del Ayuntamiento de Hesperia (California) para construir su prototipo de ‘ciudad lunar’. Desde entonces, la NASA ha renovado su interés en el sistema de Khalili.

Un prototipo básico de casa de superadobe denominado Eco-Dome, pensado para los ámbitos rurales, forma parte de un proyecto de investigación del Cal-Earth Institute de California. Su estructura base es un espacio circular cubierto por una cúpula con lucernario, y cuatro mini habitaciones idénticas adosadas. La estructura puede repetirse y adosarse tantas veces como uno desee hasta lograr el tamaño de la vivienda que queramos. Bien situada, permite calefacción y refrigeración pasiva. Se pueden usar por supuesto paneles solares y suelo radiante.

Las ventajas del superadobe son:

  • Rapidez en la conclusión de la construcción
  • Gran resistencia, soportando alteraciones climáticas y geológicas variadas
  • Confort térmico tanto en días calientes como fríos
  • Bajo costo
  • Sirve cualquier tipo de suelo.

cal-earth

2. CASAS DE BARRO: UN VIEJO MATERIAL CON UN RENOVADO INTERÉS

casa-de-adobe-gEl barro es el material constructivo más noble, difundido y de mayor plasticidad física y estética de todos los materiales constructivos que han acompañado al ser humano desde los albores de la civilización.

La creciente conciencia ecológica a nivel internacional, unida a la revisión y actualización tecnológica de muchas de las tecnologías tradicionales de construcción, está trayendo como consecuencia la revivificación de recursos valiosos que ya se pensaban permanentemente descartados.

Por arquitectura de barro entendemos aquí aquella modalidad de construcción donde interviene como materia prima constructiva el barro en sus diferentes aplicaciones, procesado a través de una amplia gama de tecnologías tradicionales o innovadoras, bien solo, bien mezclado, sometido al calor del sol, prensado, tratado de diferentes formas, salvo los ladrillos de barro cocido

Por miles de años el hombre ha mezclado arena y arcilla con paja para moldear ladrillos que deja secar al sol, y que se conocen en muchos países como adobes. Aún hoy, más del 50 % de la población del mundo construye sus viviendas con barro, en distintas formas y con diferentes técnicas. Mientras que muchos países han promovido el uso de “materiales modernos”, caros e inadecuados, en detrimento de los diseños arquitectónicos tradicionales, en la actualidad presenciamos un resurgimiento del uso del barro, como en los casos de Australia y Nueva Zelanda. En muchas zonas se han redescubierto sus ventajas como material de construcción de bajo costo o sin costo alguno.

LADRILLOS ADOBELa palabra “adobe” designa a los ladrillos cocidos al sol, el material con el que se fabrican e incluso en algunos sitios el tipo/estilo de construcción con el que se los asocia. El término parece provenir originalmente de la palabra árabe atob que significa cieno, lodazal o bien de atuba la denominación asignada a la forma del ladrillo. Otras fuentes remontan el origen de ese nombre a una era aún mucho más remota, ubicándolo entre los jeroglíficos egipcios de los cuales derivó a los pueblos árabes. Pero el origen de la técnica primitiva del uso del barro como material de construcción pudiera remontarse aún más, según se evidencia en lo vestigios existentes de las primitivas comunidades agrícolas en Mesopotamia, hace más de 7.000 años antes de la era cristiana.

En América el uso de material equivalente al adobe aparece por primera vez en el Valle de Chicama, en el Perú, hacia el año 3000 antes de Cristo. Durante la conquista y colonización americana, el adobe constituyó muchas veces la única solución para construir edificaciones en zonas remotas. La llegada de modernas vías de penetración y transporte cambió esa situación y nuevos materiales de construcción desplazaron y relegaron el uso del adobe en nuestro mundo contemporáneo. A otras variantes del uso de la materia prima que conforma el barro para construcción se las ha denominado tierra apisonada, tapia, pisé, jacal y bahareque, entre otras…

Taos_Pueblo_Luca_Galuzzi_2007Las construcciones de adobe representan las estructuras más antiguas del sudoeste de los EE.UU. que todavía están en pie. Existen aún edificaciones de misiones religiosas y casas privadas que datan de siglos atrás. Los co-lonizadores de la región construyeron sus casas con adobe porque el material (tierra) era abundante. No había bosques o grandes cantidades de rocas, de manera que construyeron con lo que tenían a mano. Resulta que hoy día hemos “descubierto” que ésta es la manera de elegir los materiales de construcción. Casi seguro que el mate-rial más abundante en una región es, asimismo, el que mejor se adapta al clima y al medio ambiente.

El barro constituye una excelente materia prima para la construcción. Es abundante, económico y reciclable, excelente para regular el control de las variaciones de la temperatura ambiental en una habitación. Mezclado con fibra provee aislamiento acústico y térmico, absorbe olores y no es atacado por el fuego, y constituye un factor de estímulo a la creatividad, la estética y la flexibilidad de la obra arquitectónica.

Las tecnologías tradicionales del barro de uso más divulgado pueden resumirse según el esquema de la izquierda.

Un ladrillo hecho con barro que tiene, tradicionalmente, unos 25 x 35 x 10 cms, con un peso promedio de unos 14 kilos. La mezcla ideal contiene un 20% de arcilla y un 80% de arena. Estos materiales, mezclados con agua, adquieren una forma fluida que permite volcarlos en formas de madera dotadas de las dimensiones citadas anteriormente. Cuando parte del agua se evapora, el ladrillo de adobe es capaz de sostenerse por sí mismo. Es entonces cuando se remueve la forma, completándose su secado al sol en áreas libres disponibles para tal fin, conocidas como “patios de secado”. Después de varios días, para acelerar el secado, los ladrillos son movidos, apoyándoselos en una de sus caras laterales. Al cabo de unos pocos días están listos para ser apilados. La cura completa toma unos 30 días. En ese momento el ladrillo es ya tan fuerte como el cemento.

El adobe representa un ahorro sustancial estimado en un 40 % con relación al costo del ladrillo de arcilla que exige la utilización de hornos para su cocción. Como desventaja económica desde el punto de vista de su construcción comercial se encuentra el uso intensivo de obreros y de labor manual.

A la paja se la considera comúnmente como parte esencial del ladrillo de adobe. Esto no es cierto y los ladrillos de adobe contemporáneos no la usan.

El Adobe semi-estabilizado: Está clasificado como una forma de ladrillo resistente a la humedad debido a la incorporación a su composición habitual de 3% a 5% de su peso en forma de agente estabilizador o de agente impermeabilizante. Este estabilizador posee gran importancia en la protección del bloque de adobe durante el proceso de curado. La emulsión asfáltica es el principal estabilizador debido a su facilidad de uso y bajo costo, pero el añadir en vez de ella un 5 a 10 % de cemento portland produce el mismo resultado.

New-Mexico-Homes-spanish-home-exterior-blue-windows_s4x3_lgEl Adobe estabilizado: Un adobe totalmente estabilizado debe limitar la proporción del agua que asimila al 4 % de su peso, requiriendo para ello la incorporación de una emulsión asfáltica que fluctúa entre el 6 y el 12 % de su peso total. Las paredes exteriores construidas con el adobe así estabilizado (y su mortero) no necesitan de protección adicional y pueden ser dejadas expuestas, sin requerir frisado alguno. De hecho, la insistencia en recubrir paredes con alguna forma de friso impermeabilizado incrementa sustancialmente el costo de la obra. Estadísticas realizadas en la industria de construcción en adobe en Nuevo México en 1994 indican que solo un 1 % de la producción de adobe se orientaba al adobe totalmente estabilizado.

Adobe, nuevas interpretaciones de una tecnología tradicional

CASA DE ADOBE MODERNAPresenciamos en la actualidad el inicio de un cambio en hábitos y actitudes acerca de lo que tradicional-mente había sido la cultura del barro en la construcción. Hoy día, sin dejar de lado los enfoques del uso del barro aplicados a tecnologías de uso popular y de bajo costo, presenciamos cómo la tecnología constructiva y sus recursos han abierto caminos en el apro-vechamiento del otrora humilde y despreciado adobe que estimulan la creatividad y la sensibilidad por las formas arquitectónicas de barro en el arquitecto actual. La tecnología del barro parece haber entrado, lo decíamos anteriormente, en una nueva fase de refrescado y revisión no sólo de su manejo y tecnología constructiva sino también en su capacidad para expresar la forma arquitectónica y en su valorización colectiva como elemento de prestigio dentro de la vida urbana en la que ha comenzado a participar con renovados bríos.

3. EDIFICANDO CASAS CON BALAS DE PAJA

Hacia 1890 los colonizadores de las sierras de arena de Nebraska (EE.UU.) descubrieron que sus casas iban a ser erigidas en una pradera sin árboles. La necesidad los obligó a usar los fardos de paja de sus cose-chas de cereales para construir sus viviendas. Muchos visionarios del presente han elegido a los fardos de paja como el material preferido para la construcción de viviendas, por las ven-tajas que este material ofrece, tanto a las personas que lo usan, como al medio ambiente.

CASA BALAS DE PAJA

Ventajas

Los fardos de paja ofrecen un grado de aislación extraordinario. Un estudio hecho en California llegó a la conclusión de que un nivel de aislación térmica tan elevado (“superaislación”) permite ahorrar un 75% en el costo de la energía requerida para calentar o enfriar una vivienda. Esto se traduce en dinero que el dueño de la propiedad no tiene que gastar y en una drástica reducción del nivel de las emisiones de CO2.

El costo de construcción de una casa que use este material es mucho más bajo que el convencional. Los fardos son baratos y fáciles de manejar; apilándolos como si fueren enormes ladrillos, permiten la edificación de una casa en tiempo récord, sin requerirse herramientas especiales o un alto grado de entrena-miento. Si se obtiene la cooperación vecinal, una simple estructura puede ser erigida en un día. Construyendo con fardos de paja se ayuda a salvar un gran número de árboles, cuando se usa extensivamente la madera en la construcción. Los fardos se consiguen donde alguien recoja algún tipo de cosecha. El material está disponible de año a año y, en algunos lugares se lo considera un material desechable, que a veces es quemado, creando nubes de polución ambiental.

equipoaparejadorArquitectosTcnicosBalasdepaja01_thumbLas casas construidas con fardos de paja “respiran”, ya que dejan pasar el aire renovando la atmósfera interior, particularmente si se hace un revoque interior natural.

Los fardos de paja proporcionan un gran aislamiento de los ruidos exteriores, lo que constituye una de las características más apreciadas por los que aman la construcción con este tipo de material.

Existen dos tipos de construcción cuando se usa este material. Uno usa “postes y vigas” para sostener el peso del techo; el otro utiliza la estructura de los far-dos para sostener el techo. En el primer tipo de construcción un armazón de madera, concreto o metal forma la parte estructural, la que se rellena con fardos de paja para conseguir la aislación térmica. El segundo tipo, usado por los colonizadores de Nebraska, utiliza una base de madera, la que se coloca a lo largo del perímetro de la casa, la que es anclada al basamento de la casa mediante varillas de metal, ataduras de alambre, o una combinación de las dos técnicas. El techo es anclado a la base de madera. En ambos ca-sos los fardos son unidos entre sí en forma firme, usando varillas metálicas, madera o cañas de bambú. Para reforzar la estructura se usa alambre tejido, el que es atrapado entre fardos, para retención y que cubre el costado de los fardos. Este alambre tejido es, por decir así, cosido a los fardos usando alambre. Para terminar la superficie se usa un revoque de barro o de cemento. El revoque de barro puede aplicarse sin problemas aunque no se use el recubrimiento de alambre tejido.

balas-de-paja-8La mayoría de las preguntas relacionadas con las casas construidas con fardos de paja tienen que ver con la posibilidad de un incendio, la presencia de insectos o de humedad en el material. Si bien la paja suelta puede ser quemada fácilmente, cuando ésta se comprime en un fardo, debido a la ausencia de oxígeno, es difícil que pueda sostener el proceso de combustión. La situación es similar a la de querer quemar una guía telefónica. En un laboratorio especializado, en el estado de Nuevo México, una sección de pared construida con fardos de paja revocados pasó la prueba contra fuego requerida para negocios comerciales (dos horas bajo el fuego). La condensación de la humedad dentro de un material de construcción es un problema, no importa cuál es el tipo de material. Los fardos de paja no representan una excepción. Sin embargo, si se tiene cuidado en cómo se construyen los cimientos, el techo y el revoque, las casas hechas con fardos de paja pueden durar casi indefinidamente, como las construidas en Nebraska cientos de años atrás. Con respecto a la presencia de insectos, no se conoce una investigación seria, pero comentarios hechos por personas que viven en estas casas muestran que no existe un problema.

Existen códigos de construcción que contemplan las dos versiones básicas: paredes de fardo que sostienen el techo y las que proveen un armazón de sostén para esa función. Estos códigos empiezan a aparecer en los estados de Nueva México, Arizona (condado de Pima) y en algunos condados de California, donde el solicitar un permiso de construcción de este tipo se ha convertido en rutina. En los EEUU hay compañías de seguros que proporcionan costos de pólizas para este tipo de casa con rebaja, y otras están comenzando a imitarla. Igualmente grupos crediticios miran con buenos ojos la financiación de estas casas.

Sostenibilidad

En contraste con la madera usada para construir, la paja puede crecer en menos de un año en un sistema de producción completamente sostenible. Si la cose-cha de paja es recogida del mismo campo todos los años puede que se necesite abonar la tierra o alternar con otro tipo de cultivo.

También se puede cultivar paja en tierras salinas o de poca calidad. Las posibilidades de sostenibilidad de cualquier producto aumentan si la energía necesaria para manufacturarlos o manipularlos se mantiene al mínimo.

Beneficios medioambientales

La construcción con fardos de paja puede ofrecer beneficios en regiones donde la paja es un producto de deshecho. Casi un millón de toneladas de paja de arroz se quema cada otoño en California, formándose una cortina de humo que dura semanas. La quema anual de paja en California produce más monóxido de carbono que todas las plantas generadoras de electricidad del estado.

balas-de-pajaMillones de toneladas de hierba se queman cada año en otras muchas regiones o zonas de los EE.UU, creando polución que daña a los ojos y es un riesgo para la salud. En este sentido, el Departamento de Calidad del Medio Ambiente ha declarado que ese humo es cancerígeno y contiene pequeñas partículas que irritan los pulmones.

Grandes cantidades de paja se queman también en otras áreas de este inmenso país, el mayor productor de cereales del mundo. Estados Unidos produce cada año cerca de doscientos millones de toneladas de deshecho de paja. Cantidades cada vez más eleva-das se queman también en Europa y México. El uso de paja como combustible doméstico ha sido reducido en la zona este de China, donde la alta repoblación forestal ha permitido a los granjeros empezar a usar madera en su lugar. Eso podría hacer que la paja es-tuviese disponible para la construcción.

La construcción con fardos de paja podría ser útil para controlar el deterioro atmosférico y el calentamiento global. Una gran reducción de la cantidad de paja quemada recortaría la producción de monóxido de carbono y óxido nitroso en muchos miles de toneladas al año. Al quitar la paja de arroz de los campos húmedos para usarla en la construcción de edificios, se reduciría substancialmente la emisión de metano procedente de los microbios de la descomposición, la segunda causa mayor del calentamiento del globo. La paja de deshecho podría ser embalada y usada en edificios. Se produciría un descenso significativo en la devastación de áreas de madera de construcción si se construyesen casas de fardos de paja.

4. ZOMES, ESPACIOS PARA HABITAR EN ARMONÍA

El término Zome se utiliza en varios sentidos relacionados. En sentido original, un zome es un edificio realizado utilizando geometrías inusuales, diferente de la norma de una casa u otro edificio, que es esencialmente una o una serie de cajas rectangulares. Fue acuñado en 1968 por Steve Durkee combinando las palabras “domo” y “zonahedron”.

28-06-2007 9-56-16 (2)

Como segundo sentido el término zome designa un juguete o herramienta de aprendizaje “Zometool”, que se refiere a un modelo de construcción de juguetes que se usa en la educación, tanto de adultos como de niños, a muchos niveles, no siendo el menos importante la geometría. Por último, la expresión “sistema zome” se refiere a la matemática subyacente a la construcción física del sistema.

Los Zomes como espacios arquitectónicos

Le ZomeLos Zomes son volúmenes geométricos con una gran variedad de formas – generalmente redondeadas – y de tamaños pequeños o grandes, que pueden unirse entre ellos para crear espacios habitables armoniosos, estéticos, estimulantes, ecológicos, económicos y de bajo impacto.

Pertenecen a una gran familia de volúmenes geométricos que se pueden formar y construir sin necesidad de usar pilares internos, volúmenes en los cuales se puede vivir sacando provecho de todo su espacio. Presentan una belleza de líneas, una redondez de la cúpula, una base poligonal y ausencias de ángulos rectos.

Los más comunes que se construyen están formados por caras de rombos que reposan en el suelo por triángulos o paredes verticales. Se puede crear un volumen único o unir varios zomes entre ellos para lograr espacios de gran superficie. Grandes en su interior parecen pequeños en el exterior y se funden con el paisaje. Su estructura como un esqueleto y la organización equilibrada de sus caras les dan una rigidez asombrosa, permitiendo el empleo de madera de secciones mínimas y pequeñas longitudes.

La estructura envolvente formada por rombos se puede cubrir según conveniencia. Esta calidad y simplicidad de la forma conducen a una economía importante en los materiales.

Calidad de los espacios Zome

Zome 12El zome ofrece una gran belleza de líneas, las caras unidas en doble espiral presentan una gran estética, formando un volumen donde se respira, y su forma redonda libera y estimula la imaginación.

La construcción y el montaje de un Zome son rápidos y no necesitan herramientas especiales o costosas, las piezas y elementos construidos son ligeros y de fácil manejo.

Por las propiedades estables de un zome, su unión y la organización de sus caras, un zome es antisísmico. Si una tensión o un fuerte golpe violento rompiese un elemento, el zome no se hundiría rápidamente. Por su forma aerodinámica presenta poca resistencia al viento y pocas pérdidas.

Fácilmente podemos unir varios zomes entre ellos para concebir grandes espacios, o a partir de un volumen único añadir a este más tarde otros volúmenes (Zomes o espacios más convencionales).

Un Zome es fácil de calentar y está bien adaptado a los climas fríos, ningún ángulo bloquea la circulación interna del aire. Con una implantación juiciosa, la organización de los espacios y la elección de los materiales, un Zome puede ser un edificio ecológico, bio-climático y de bajo impacto, que a diferencia de los espacios rectangulares, no dependen de una orientación única.

Geometría de los ZOMES

27-06-2007 10-49-35Un Zome puede definirse también como un espacio habitable constituido por la totalidad o parte de un ZONAEDRO. Veamos algunas definiciones complemen-tarias necesarias:

Polígono: Figura plana limitada por numerados.

Zonagono: Polígono que posee un número uniforme de lados paralelos 2 a 2

Poliedro: Volumen limitado por polígonos (caras)

Zonaedro: Poliedro cuyas todas caras son zonagones Los Rhombizonaedros de revolución polar, como su nombre indica, son Zonaedros con caras con forma de ROMBOS, poseyendo una simetría de revolución en torno a un eje con dos cumbres sobre el eje (polos).

¿Cómo se diseña un ZOME?

Para diseñar un Zome se han de tener en cuenta varios parámetros:

El número de ORDEN (orden de simetría): Determina el número de facetas, el número de niveles, la forma y el número de lados del polígono de la base, él estructura el espacio y señala las direcciones del plan horizontal.

El número de FORMA: Este número controla la forma, es decir, las proporciones entre anchura y altura, y también la forma particular de las facetas rombos, lo que al final dará lugar a un volumen más o menos estirado o aplanado

El tamaño: Es decir, el mismo Zome a una escala mayor o menor.

Tipos de Zomes

Un Zome esta formado por coronas de rombos idénticos y según este numero (4, 5, 6 o más) hablaremos de un Zome 4, Zome 5, Zome 6 etc. Llamamos a esto orden del zome.

Un zome de pequeñas dimensiones se formará con un número pequeño de orden (o número pequeño de caras). Al contrario, si se desea un Zome de superficie

Construcción de un zome

La base: Salvo diseño especial y que tenga que ser adaptado al terreno, el Zome reposa sobre una base plana. Puede ser una base de hormigón clásico, de hormigón de cal, de yeso, de cáñamo, de tierra, muros periféricos o una plataforma de madera sobre pilotes.

Si el terreno es accidentado, se aconseja construir una base más grande que el Zome (podremos sacar provecho de esto para hacer una terraza exterior). Una vez construida se marcará el contorno del Zome y colocaremos a lo largo del perímetro una fila baja de madera o una altura de bloques cerámicos o de hor-migón. Esta elevación de unos 20 centímetros servirá para poder pasar los cables y tubos de agua y desagües, o para construir un suelo que almacene el calor. La estructura del Zome estará anclada sobre este elemento con pernos o tormillos.

La estructura: Habitualmente se construye la estructura con tablas de 30 a 40 mm de espesor y de 1 a 2 metros de longitud según la talla del Zome, y de 8 a 10 y hasta 20 cm. De ancho según el tamaño o la necesidad de un fuerte aislamiento.

La cubierta del tejado: Los materiales ligeros como placas de asfalto, pizarra o tablillas de madera cumplen perfectamente. Se fijan sobre tableros de OSB y ripias, procurando que exista una lámina de aire ventilada entre la cubierta y el aislamiento. El Zome tiene ciertas caras fuertemente inclinadas, no se puede utilizar tejas normales. Para una estrella formada con cristales en la cumbre, se aconseja utilizar polycarbonato (anti granizo, anti AV, dura bastante pero es un poco caro) se recorta fácilmente y se puede atornillar. Se aconseja no poner superficies demasiado grandes de cristales para la estrella o rombos del tejado, pues podemos sufrir el calor del verano.

Para las paredes verticales (si las hay): Las tablas de madera son un revestimiento clásico pero podemos también cubrir la estructura de madera hormigón de cáñamo, balas de paja, etc. Estos materiales deberán tener un espesor suficiente para un buen aislamiento. Otra solución es construir paredes según la técnica que se quiera (con o sin estructura de madera) y poner encima el Zome reducido a una cúpula.

En la construcción de las paredes de la estructura de madera es juicioso construir los huecos de las puertas y ventanas integrados en la estructura para colocarlas más tarde sin hacer retoques. Hay que orientar bien las zonas acristaladas y prever su ocultación en el verano.

Aislamiento: Se emplea frecuentemente lana bruta de oveja colocada en la estructura de madera entre el tablero de OSB y el cerramiento interior, pero se pueden emplear otros materia-les ecológicos como la lana de cáñamo, de lino, de madera o de algodón.

Paramento interior: Se puede emplear lo que se quiera, tableros, madera, etc.

Calentamiento: El Zome es muy fácil de calentar, en climas que lo precisen es aconsejable la instalación de una estufa o bien calefacción por suelo radiante o en las paredes, que con-lleva poca estratificación de la temperatura (sobre todo si la construcción esta formada por varios Zomes o volúmenes independientes).

Si se quiere lograr una acumulación térmica, una estufa o paredes interiores realizadas con materiales pesados (adobes de tierra) bastará.

Autoconstrucción: Podemos distinguir en la construcción de un Zome dos fases distintas, la construcción y montaje de la estructura y el cerramiento. La estructura es la esencia y es la que va a sostener todo lo que se va a fijar a ella y es la que asegura la longevidad del conjunto.

ISTÓRICO: ARQUITECTURA ZOME Y LA COMUNIDAD HIPPY DE « DROP CITY»

drop_cityEl creador de los zomes como espacios arquitectónicos fue el diseñador e inventor Steven Baer. Educado en la universidad de UCLA y en Zurich (Suiza), donde estudió matemáticas, se interesó en las posibilidades de creación de estructuras innova-doras utilizando poliedros excepto los rectangulares. Baer y su esposa regresaron a los EE.UU., instalándose en Albuquerque, Nuevo México, en la década de 1960. Allí experimentó con la construcción de edificios de geometrías inusuales, los llamados “zomes”, inspirados en la cúpula geodésica presentada por el arquitecto R. Buckminster Fuller.

Las ideas arquitectónicas de Buckminster Fuller y Steven Baer fueron puestas en práctica por primera vez en Drop City, una comunidad de artistas que se formó cerca de Trinidad, al sureste de Colorado, conocida como la primera comuna rural “hippie”. La ciudad ganó notoriedad en la década de 1960 y gente de todo el mundo llegó para quedarse y trabajar en proyectos de construcción. Los residentes construyeron ocho cúpulas y edificios geométricos con paneles reciclados hecho del metal de techos de automóviles y otros materiales de bajo costo.

cibercultura-drop-city

Más Información en:

http://alphazomes.org

http://archilibre.org

http://zomes-concept.com/

Anuncios

~ por idafe en septiembre 17, 2013.

Una respuesta to “DOSSIER: ARQUITECTURA SOSTENIBLE CON MATERIALES NATURALES”

  1. Reblogueó esto en Biodomosquilpue.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: