COHETES, ESPÍRITUS Y EXTRATERRESTRES: EXPERIENCIAS TRASCENDENTES DE HERMANN OBERTH, PADRE DE LA ASTRONÁUTICA

Profesor Hermann OberthEl Profesor Dr. Ing. Hermann Oberth fue el padre de los viajes espaciales. Su nombre completo era Herman Julius Oberth (1894-1989), y había nacido en la ciudad transilvana de Sibiu, en la actual Rumania, que por entonces formaba parte del Imperio austrohúngaro, la cual se llamaba Hermannstadt en alemán, o Nagyszeben en húngaro.

Alrededor de los 11 años Oberth empezó a fascinarse por el campo de la exploración espacial, marcándole principalmente los escritos de Julio Verne, en especial la novela “De la Tierra a la Luna”, releyéndola hasta llegar a memorizarla. Influenciado por las ideas y libros de Verne, Oberth construyó su primer cohete en miniatura como estudiante escolar a los 14 años.

La NASA en su libro “Espacio – Nueva Frontera”, distribuido a través del Servicio de Informaciones de los Estados Unidos, decía de él lo siguiente:

“El Profesor Hermann Oberth dio el impulso principal en Alemania a los trabajos experimentales con cohetes, cuando, en 1923, publicó su libro “Con cohetes hacia el espacio interplanetario”. Oberth disertaba sobre muchos de los problemas, que todavía hoy sonrojan a los hombres de ciencia, especialistas en cohetes, y explicaba las teorías y cálculos matemáticos que intervienen en la elevación de un objeto desde la superficie de la Tierra a otro mundo”.

Efectivamente; sus cálculos sirvieron de base para la realización de viajes orbitales, ya sean tripulados o no, y los envíos de cápsulas y sondas a la Luna, Marte y Venus.

Durante la guerra, el gobierno alemán interviene en sus trabajos; y con Wernher von Braun trabajó en el proyecto “A-4”, que luego terminó en la “V-2”, la que a su vez fue la base de la cohetería y los misiles norteamericanos. Luego de haber capturado al final de la guerra varios “V-2”, estos fueron llevados, junto a Oberth, von Braun y un grupo de ingenieros a White Sands en los Estados Unidos.

Allí construyeron el primer misil norteamericano, el “Redstone”, lograron el lanzamiento del primer satélite norteamericano, el “Explorer I”, el “Pioneer 4”, “Apolo 8”, “Apolo 11” (el primer alunizaje) y el “Skylab”, la primera Estación Espacial estadounidense.

Mencionamos todo esto, para saber quién era Hermann Oberth; uno de los científicos más importantes del siglo XX.

Luego de volver de los Estados Unidos, Oberth rechazó cargos relacionados con la investigación espacial, ofrecidos por el gobierno de Alemania Federal, y se dedica al estudio de la parapsicología científica.

V2Muchos se preguntarán cuál fue la causa, o qué influyó para que el diseñador de la “V-2” cambiara de un campo puramente matemático-técnico a un campo espiritual- parapsicológico.

El cambio tiene su origen en una experiencia propia, que databa de muchos años atrás. Así Oberth menciona en su última obra algo que le sucedió en más de una oportunidad, cuando estaba realizando un ensayo con cohetes y comenzó a llover.

Este hecho significaba la interrupción del ensayo, muy a pesar de Oberth y de sus compañeros. No obstante el deseo de aquél, la lluvia caía igual, pero en el lugar del ensayo y a 100 metros alrededor no caía una sola gota, Oberth consultó entonces a colegas, que según sus cátedras, deberían saber algo más sobre este fenómeno.

Ellos le explicaron entonces, que él poseía una fuerza igual a la que tienen algunos magos de ciertas tribus, y algunos iniciados del Tíbet, con la que pueden influenciar sobre el tiempo.

Otra experiencia de Oberth era el contacto inesperado con su hermano caído en la Primera Guerra Mundial.

En 1929, Oberth se encontró de casualidad en la casa de un amigo en Berlín con una médium escribiente. Esta dama no conocía a Oberth, como tampoco sabía que éste tenía un hermano y menos aún podría conocer su letra.

No obstante esto, al dirigir, por invitación de ella, algunas preguntas a su hermano, recibió la contestación no solamente con su letra, sino que trataba de hechos que recién varios años después de esta entrevista encontraron su confirmación.

Estas y otras experiencias llevaron a Oberth a pensar en la existencia de algo que no podía ser explicado con nuestra ciencia.

Se interesó cada vez más en estos temas y tomó contacto con conocidos parapsicólogos profesionales, entre ellos el Prof. Hans Bender, director del Instituto de Parapsicología de la Universidad de Freiburg, Alemania, y el Prof. Dr. Joseph Bank Rhine, quien fundó y dirigió por entonces el Instituto de Parapsicología de la Universidad de Duke en North Carolina, Estados Unidos.

De regreso a Alemania, le sucedió algo curioso. Su ama de llaves acostumbrada a ver los libros sobre matemática en todos los rincones, un día se sorprendió al ver sobre el escritorio un libro del Prof. Hans Bender. Cuando Oberth entró, le preguntó: “¿Profesor, desde cuándo se interesa en los fenómenos paranormales?” Oberth le dio algunas explicaciones, y ella le contestó: “Si Ud. encuentra algún problema en su trabajo, pregúnteme; yo se lo resolveré”.

Desde ya, Oberth lo tomó como una broma pero la mujer, que no tenía ninguna preparación, insistió en que le formulara alguna pregunta científica.

Entonces Oberth entró en su juego y preguntó sobre un tema científico y la mujer contestó, de inmediato y sin equivocarse.

Día tras día fue aumentando la profundidad y complicación de las preguntas, hasta llegar al extremo, en que Oberth le consultó sobre un problema en el que él estaba trabajando y que aún no había resuelto.

Sin titubear, ella contestó correctamente. Oberth tomó en cuenta sus opiniones y continuó con las consultas percibiendo que era utilizada por un ser de inteligencia sobrehumana, contestando a través de ella las preguntas.

Sus conversaciones con este ser, que él decía que era un Uranide, las publicó en el libro titulado “El Catecismo de los Uránides”. La denominación “Uránides” que eligió Oberth para los seres de otros planetas en su obra, se basa sobre la palabra griega Uranus (Cielo); o sea, los Uránides son aquellos seres que, vistos desde el punto de nuestra ubicación y observación, vienen del cielo.

Las comunicaciones recibidas a las que nos referíamos anteriormente, se dividen en los siguientes 7 puntos principales:

1. El alma sobrevive al cuerpo físico y es, al parecer, inmortal.

2. El cuerpo no recibe la enseñanza, sino es el alma que la recibe y esta enseñanza sobrepasa la muerte, lo que nos facilita aprender en una futura vida más fácilmente aquello de lo que ya teníamos una noción en una vida anterior.

3. El desarrollo del mundo va desde el caos hacía el cosmos, de lo inorgánico a lo orgánico y de la lucha de todos contra todos hacia una colaboración plena de sentido.

4. El desarrollo es guiado por una providencia y esta providencia necesita almas experimentadas para influir sobre la materia, almas que desean un mundo armónico. (Podemos imaginar esta providencia, ya sea como un ser único o como una asociación de trabajo de seres divinos, o de otra forma: no nos fue explicado en forma clara. Probablemente se trata aquí de uno de aquellos conceptos que sobrepasan la capacidad de entendimiento de nuestros cerebros.)

5. La providencia es absolutamente omnipotente. Ella puede alcanzar cualquier meta y usar para esto cualquier camino.

6. Para seguir el desarrollo, la providencia utiliza la experiencia y el ejercicio de las almas. Los impulsos sociales de los seres en general y de la humanidad en especial, deben ser reforzados por experiencias.

7. La providencia interviene en el desarrollo de nuestra historia, cuando un hecho toma el camino que cambiaría el destino de la Tierra como planeta de capacitación y enseñanza.

En la página 137 de su libro, Oberth agrega:

“La providencia ha elegido a nuestra Tierra como planeta de castigo y de enseñanzas. Almas que en ningún sitio se han superado, aquí deben limarse y desarrollar la experiencia propia, amar lo bueno y odiar lo malo y entender por sí mismo, qué es mejor: guerra contra todos o amor y armonía. Con esa sola vida sobre la Tierra no termina todo. Hay hechos que recién bajo distintas condiciones, al valorar los recuerdos, pueden ser asimilados en el más allá”.

“Si la humanidad estuviese tratando de modificar el destino de la Tierra como planeta de desarrollo, acontece algo inesperado, que hace volver a la Tierra a su nivel correspondiente; un instituto de corrección no debe convertirse en paraíso.”

“Mientras existan pupilos que necesiten ser corregidos, el instituto debe permanecer como está, lo que no excluye que pupilos que se han valorizado, puedan ser liberados o transferidos a secciones menos rígidas.

Sobre esto no puedo dar más detalles. No es permitido transcribir ciertas cosas, como lo son en realidad. En sí, ya he llegado al límite de las posibilidades.”

A la edad de 90 años, Oberth terminó de escribir otro libro, que quería se publicara recién después de su muerte.

Este libro, titulado “Wahlerfíbel für eín Weitparlament (Manual para la elección de un Parlamento Mundial – Uní-Veriag, Feucht, 1983), contiene las conversaciones de Oberth con una señorita de unos 60 años de edad. la Srta. Bárbara Troll, que no poseía una preparación intelectual fuera de lo normal.

El contacto de la Srta. Troll, eran los Uránides del Planeta Gralo, como lo llaman ellos a su planeta de origen.

UMMITA 4Debido al contenido de los mensajes, Oberth, luego de un profundo estudio crítico, quedó convencido de que su origen no podía ser terrestre, sino de seres más avanzados cultural y espiritualmente.

Ellos, escribe Oberth, han observado, que la humanidad terrícola se acerca a una crisis peligrosa y quieren ayudarnos a pasar este punto de inflexión, dentro de los límites que les es permitido intervenir, sin influir en nuestro desarrollo característico. Desde su planeta de origen, ellos no pueden realizar estos trabajos; por lo tanto debe colaborar en esta amplia tarea, toda la humanidad del sistema solar.

En su libro, Oberth pone en acción procesos de pensamiento, que puedan ayudar al hombre actual a superar su falta de esperanza y dar voluntad. Capítulos, como por ejemplo “Equivocaciones sociológicas”. “¿Qué es la cultura?”, “Creadores de cultura y su recompensa”, “La Kakocracia” (el dominio del o de los malos), “La burocracia y el militarismo”, “La falsificación de la historia”, “Cuestiones de educación”, “El sentido de la humanidad”, “¿Por qué debe participar el pueblo en la política?”, etc., se ocupan de los problemas actuales candentes y deben ser solucionados: y para esto, el libro da la ayuda requerida, enfocando la temática desde una determinada altura, responsabilidad, madurez, honestidad y ética.

Ante el asunto de los OVNIS, la postura del profesor Dr Hermann Oberth fue definitiva. Así en 1960 declaró ante un grupo de periodistas:

“Los ovni son concebidos y dirigidos por seres de la más alta inteligencia, y se propulsan por distorsión del campo gravitacional, al convertir la gravedad en energía.  A mi parecer no hay ninguna duda que esos objetos sean unas especies de naves interplanetarias. 

Mis colegas y yo estamos persuadidos que no vienen del sistema solar, sino que acaso utilizan Marte u otro cuerpo celeste como puesto avanzado. Probablemente no vienen de nuestro sistema solar, y acaso tampoco de nuestra galaxia.

No podemos presumir de avances científicos en algunos ámbitos. Nos ayudaron….. Creo que Inteligencias Extraterrestres observan la tierra y nos visitan desde hace miles de años.”

Con ocasión de del 75 cumpleaños de Oberth, Wernher von Braun pronunció unas palabras que salieron publicadas en la revista “Astronautik”:

“El Profesor Hermann Oberth ha sido y es para nuestro mundo, profeta y maestro a la vez, anticipándose a su tiempo. Oberth no tenía prejuicios en comunicar sus ideas revolucionarias sobre la llegada del hombre a otros mundos situados en el espacio.

Sus ideas estaban en contradicción con la ciencia de aquel tiempo y poco a poco estamos viviendo la realidad de su visión”.

FUENTE: Este artículo utiliza como fuente principal el libro “Dibujos Proféticos. BENJAMÍN SOLARI PARRAVICINI. Una vida guiada desde el cosmos. Tercera Parte. Dibujos y profecías recibidas desde 1970 en adelante”, de SIGURD VON WURMB
Anuncios

~ por idafe en septiembre 16, 2013.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: